Mundo_Cuervo-webSVG_Gold.svg
ESP / ENG
Calandrias Tapatías
Mundo Cuervo
Mundo Cuervo

Una tradición incógnita 

Nadie puede decir que ha visitado el estado de Jalisco sin haber dado un paseo por el centro histórico de Guadalajara en una Calandria. Estos carruajes están inspirados en los carros franceses del siglo XVIII, los cuales, al ser introducidos en el siglo XX en la ciudad, se han convertido en un rotundo éxito y uno de los atractivos turísticos más importantes de la Perla Tapatía. A pesar de ello, su historia es aún incierta, pues nadie sabe a con certeza la razón de su aparición.

La poca información que se tiene dice que fue un regidor de la ciudad de Guadalajara quien ideó el proyecto de tener este tipo de vehículos en el centro histórico. Aunque cada vez menos personas deciden dar un paseo en estos carros de madera halados por caballos, aún representan una tradición muy arraigada en el pueblo guadalajarense. No hace falta mirar demasiado su trasfondo histórico, basta únicamente con escuchar su nombre para remontarnos a la Guadalajara del siglo pasado. Cuenta la leyenda que al ser introducidas estas carrosas, fueron pintadas de color amarillo y sus llantas de color negro. Por lo que se asemejaban mucho al ave con la que comparten el nombre; la calandria.

Además del interesante origen del nombre, su historia no termina ahí. Según diferentes crónicas de la ciudad, estos vehículos tenían un modo único de funcionar en sus inicios. Se dice que algunas portaban una bandera verde y otras una bandera azul, esto significaba que las primeras eran económicas y se utilizaban para transportar fruta, costales y artículos de la vida cotidiana. Por el otro lado, las azules eran mucho más lujosas; carrosas diseñadas con vidrios biselados, farolas de bronce, caballos relucientes y cocheros uniformados. Éstas, a un precio más elevado, transportaban a la gente hacia las fiestas, bailes y eventos sociales, inclusive eran usadas para asistir al teatro o la ópera.

No cabe ni la menor duda que la historia de las Calandrias es tan interesante como incierta, sin embargo; actualmente podría enfrentarse a su desaparición. Una de las más grandes preocupaciones de los tapatíos es precisamente la conservación de sus tradiciones, sobre todo, aquellas antiguas como los paseos en carruaje. Lo cierto es que, gracias a los cambios actuales, cada vez más personas dicen estar en contra de tomar un recorrido que involucre animales cargando o halando los vehículos. Pensando en ello, el Gobierno de Jalisco en conjunto con diversas asociaciones y organizaciones sin fines de lucro, han puesto en marcha un proyecto que promete salvar esta herencia cultural tapatía, sin lastimar a ningún ser viviente.

La Calandria Eléctrica

 

A partir de mayo de 2018, es posible de disfrutar de un paseo por todo el centro de Guadalajara en Calandrias eléctricas. Éstas son réplicas de sus antecesoras, pero modificadas para ser operadas con un motor de 110 voltios. El proyecto clamó que no serían únicamente más seguras, sino que también conservarían ese aspecto colonial característico del centro histórico de la ciudad.

Después de tomar un tour en Guadalajara y pasear en sus famosísimas Calandrias, a solo 40 minutos por carretera, se encuentra el Pueblo Mágico de Tequila, donde puedes hospedarte en el hotel certificado como Relais Châteaux, Solar de las Ánimas y saborear en su restaurante La Antigua Casona, los mejores platillos de la gastronomía tapatía como la carne en su jugo, el pozole y las tortas ahogadas.

Sea como sea que decidas pasear por la Perla Tapatía, si visitas Tequila seguramente te enamorarás de sus paisajes, personas, gastronomía y cultura.