El Tonelero y el Arte de Fabricar Barricas de Tequila

Mundo Cuervo

Tal vez te preguntes qué hay detrás de los mejores tequilas reposados y añejos que has probado, aquellos cuyo aroma, cuerpo y sabor te han cautivado y dejado con ganas de conocer más acerca de cómo es que el destilado de agave se transforma en un trago de inolvidable tequila dorado.

Productores de tequila mexicano como Jose Cuervo han sido pioneros en el refinamiento de la cultura tequilera, cuyos procesos de cultivo de agave, jima, fermentación, destilación y añejamiento son reconocidos mundialmente no solo por abolengo, sino por los estrictos estándares de calidad apegados a la normatividad mexicana que se siguen durante los diferentes procesos que en conjunto integran la producción de tequila.

¿Qué importancia tienen las barricas de tequila?

Parte esencial del proceso de elaboración de un buen tequila es el añejamiento. Y en esta fase del proceso de fabricación, las barricas de tequila juegan un papel protagónico para conseguir el color, aroma y gusto de cada tequila.

Existen diversos tipos de madera empleados en la fabricación de las barricas de tequila en las que se madura el destilado de agave, pero son el roble francés y el roble americano los elementos que dotan de personalidad a los mejores tequilas de Fábrica La Rojeña

La madera, proveniente ya sea de bosques franceses como Allier o Tronçais, o bien, de los Montes Apalaches en Estados Unidos, es cuidadosamente seleccionada por el tonelero, quien cuenta con la experiencia y el refinado criterio para la elección de la materia prima que se convertirá en barricas de tequila.

 

Tostado de las barricas de tequila

Una vez elegida la madera, el tonelero la convierte en duelas que habrán de secarse durante varios meses. Cuando finalmente estén listas las duelas que formarán las barricas de tequila, estas deberán ser tostadas por el tonelero basándose en los criterios dictados por el maestro tequilero para esta tarea, pues el grado de tostado determina el sabor, color y aroma que tendrá el tequila, en este caso de la de Fábrica La Rojeña. 

Se pueden lograr más de 600 combinaciones de sabor, aroma y color dependiendo de qué tan rápido y superficial o lento y profundo sea el tostado de la barrica. Gran parte del secreto de los maestros tequileros viene del preciso tostado de la barrica, de ahí que muchos expertos atribuyen a la tonelería las cualidades de ciencia.

 

¿Cuál es el tiempo de vida de las barricas de tequila?

Las barricas de tequila tienen un tiempo de vida estimado de hasta cinco posturas, es decir, se pueden utilizar cinco veces para almacenar y enriquecer el tequila que contienen. Las posturas tienen una duración gradual: un año la primera, dos años la segunda y así sucesivamente hasta llegar a la quinta y última postura. Mientras las barricas de tequila están llenas, se les riega por fuera con agua para que no se evapore el tesoro que almacenan.

Eventualmente, la madera de las barricas se desgasta y deja de aportar color, aroma y sabor al tequila. Cuando esto ocurre, la barrica se desarma y la madera es utilizada para la creación de artesanías y muebles que podrás encontrar en todo Tequila Jalisco. ¿Sabías que hay proyectos auspiciados por Fundación Jose Cuervo que proponen reutilizar la madera de las barricas en la construcción de viviendas para habitantes de Tequila Jalisco en situación vulnerable? ¡Conoce más del Primer Concurso Internacional de Vivienda Social Sustentable!

Como verás, para que los mejores tequilas reposados y añejos lleguen a paladar, hay un proceso largo y detallado que implica mucho trabajo. Inicia con la siembra de los hijuelos del agave azul, pasa por la mágica interacción del tequila con la madera de la barrica durante meses o años y concluye con el embotellado de este elixir bendito por la diosa Mayahuel. ¡Disfrútalo!

Ver experiencias de Fábrica La Rojeña

 

Mundo Cuervo
Te invitamos a disfrutar del E-book dando clic sobre la imagen
Descarga
un E-book
Gratis
Descarga un E-book Gratis